La digitalización y la Inteligencia Artificial, las herramientas para una gestión eficiente de los activos renovables

Erstellt von El Periódico de la Energía |

La integración de las renovables en las redes eléctricas sólo es posible con la ayuda de la digitalización y la Inteligencia Artificial, y además podrán ser más atractivas para los inversores. La incorporación de tecnologías e iniciativas digitales, de dispositivos inteligentes, o de técnicas analíticas avanzadas son solo algunas de las herramientas que permitirán el desarrollo de las ‘smart grids’ o de la generación distribuida, la participación eficiente de las renovables en el mix energético o el impulso de la aparición de un nuevo consumidor final.

Ya hay en el mercado varias empresas que ofrecen plataformas de IoT para monitorear la marcha de los parques renovables, realizando análisis técnicos sobre cada uno de sus activos e incluso reconocer los fallos que se pueden producir durante su funcionamiento.

Sin embargo, la empresa hispano alemana Kaiserwetter, dedicada a la gestión técnica y comercial de energías renovables a nivel mundial ha ido más allá. Tras poner en marcha su proyecto ARISTÓTELES, lleva dos años desarrollando una herramienta, IRIS, que ofrece un análisis profundo y exhaustivo para conocer el estado técnico de cualquier parque de cualquier tecnología renovable en cualquier punto del mundo y así facilitar las compras, las fusiones o la entrada de nuevos inversores, que ya pueden saber si están tomando o no una buena decisión.

Y esa información se actualiza en tiempo real, utilizando los datos en la nube de la empresa propietaria necesarios para el análisis y para controlar de forma remota su cartera global. Para ello, han llegado a un acuerdo con la compañía tecnológica SAP que desarrolla su plataforma y de esta manera fondos de inversión, instituciones bancarias y compañías energéticas puedan administrar el rendimiento técnico y financiero de esa cartera.

«Es capaz de hacer simulaciones hasta el final de la vida útil de un activo para conocer cuál es su rentabilidad», explica a El Periódico de la Energía Jorge Cunha, director financiero de Kaiserwetter, «pero la novedad de Kaiserwetter es que somos la primera empresa en Asset Management que ha lanzado al mercado un configurador de servicios online, ZULU, para poder externalizar módulos de gestión tanto técnicos como financieros».

Aristóteles permite a los inversores de plantas eólicas, solares, hidroeléctricas, biomasa, etc., gestionar, técnica y financieramente, sus activos con la ayuda de una base de datos segura. «Ya monitorizamos casi 2 GW repartidos en todo el mundo, y tenemos la intención de abrir en breve una oficina en Pekín, además de las de Hamburgo, Nueva York y Madrid».

«Esperamos crecer mucho en 2020, sobre todo en España por razones obvias del mercado, pero la mayor potencialidad de Aristóteles será cuando haya un cambio de mentalidad en el promotor de proyectos renovables, un cambio para ser más digitales», continúa Cunha, «y pese a que en  el último año ha habido una evolución radical para apostar por la digitalización, por ejemplo, petroleras y grandes ‘utilities’ ya lo están haciendo, queda mucho recorrido».

Los costes de inversión, de operación y de mantenimiento de plantas de energía renovable, así como unas expectativas de precio bajo, entre otras razones por lo ocurrido en la última subasta de Portugal, complican la decisión de los grandes inversores a  arriesgar millones de euros sin tener claro el beneficio. Por eso, la plataforma Aristóteles ofrece su solución siempre bajo la máxima de la transparencia y la optimización de los recursos para que la rentabilidad sea máxima.

 

Go to article